El patrimonio artesanal de China llega al Museo Nacional de las Culturas

La exposición 'Memoria de las manos. Esplendor y colorido del patrimonio de Guizhou' reúne más de un centenar de objetos y se inaugurará este 28 de Septiembre.

El patrimonio artesanal de China llega al Museo Nacional de las Culturas

Indumentaria, joyería, máscaras y papel recortado son los ejes que conforman Memoria de las manos. Esplendor y colorido del patrimonio de Guizhou, exposición conformada por 100 piezas que dijo Silvia Seligson, curadora de la muestra, fue realizada gracias a la cooperación del Museo de Arte Esplendoroso de Guizhou, entidad del sureste de la República Popular de China.

En un recorrido por la exhibición en el Museo Nacional de las Culturas, Silvia Seligson explicó que todas las piezas tienen gran valor pues son consideradas patrimonio cultural inmaterial: “Fueron recolectadas gracias a la labor de recorrer los pueblos, conserva y coleccionar obras que de otra manera estarían en vías de perderse”.

Para esta exposición se enviaron del museo chino a México más de 150 piezas, pero sólo fueron seleccionadas 100, de las que resaltan “tres ejemplares con la vestimenta y la joyería características que usan las mujeres. La joyería llega a pesar hasta 18 kilogramos, está hecha en plata, material muy valorado, incluso más que el oro porque está vinculado con sus creencias de veneración a la Luna”, indicó la curadora.

En la indumentaria también se pueden ver bordados y batik: “Estos últimos son de la etnia Mei tai y se podrían considerar como el origen de los portabebés, otra aportación de la cultura china hacia la humanidad”, apuntó Seligson.

En la exposición se pueden apreciar obras del siglo XIX; sin embargo, la mayoría son modernas y contemporáneas, en las que se combinan varios colores, pues “tienen un significado con los puntos cardinales. Los motivos bordados no son adornos, algunos son geométricos y representan el Universo, la tierra con las parcelas, otros son flores o animales que están relacionados con su vida cotidiana”, dijo la antropóloga Silvia Seligson.

En cuanto al bordado, la investigadora dijo que se contabilizaron 20 tipos de puntadas, que crean figuras en las que se representan deidades asociadas con sus mitos de fundación y creación. “Algunos bordados se hicieron con pelo de la crin del caballo y por la técnica, el pelo se une con hilos de seda con lo que se convirtió en Patrimonio cultural de China”.

La muestra también cuenta con un espacio en el que se aprecian máscaras que son representativas de óperas de diferentes regiones, acompañadas de un video en el que se muestra la utilización de la indumentaria en determinado contexto.

En el recorrido también estuvo presente LI Shengxiang, subdirector del departamento de cultura de la provincia de Guizhou, quien remarcó el trabajo que se hace con las comunidades: “Se presta atención a la preservación de la cultura inmaterial, no solamente protegida por el gobierno, sino que muchas de nuestras piezas son protegidas por la UNESCO. Guizhou no es muy grande pero ahí se concentran 17 de las 55 minorías de la República Popular de China”.

ACTIVIDADES. Como parte de la exposición se llevarán a cabo una serie de conferencias. La primera, “Lo que narra la flor azul: Talleres ancestrales y cambios culturales por medio de la historia oral de los grupos étnicos de Guizhou”, que ofrecerá el día de mañana Wang Xiaomei, a las 16:00 horas. Al término, “Los cuentos de los pueblos de Guizhou”, que impartirá Tang Yaping. Ambas el día de mañana

Para el viernes 30, a partir de las 11:00 horas habrá talleres de ornamentos en plata, piezas teñidas con cera y técnicas de bordado de la etnia miao. Mientras que el 6 de octubre, la antropóloga Silvia Seligson impartirá la ponencia “Minorías étnicas en la provincia Guizhou”, a las 16:00 horas.

Memoria de las manos. Esplendor y colorido del patrimonio de Guizhou estará disponible a partir de mañana y hasta finales de enero de 2017, en el Museo Nacional de las Culturas. La entrada es gratuita.

Con informacion de Carta De Mexico